ESTRATEGIA DE LOS SUPERFONDOS

Conforme a numerosas estadísticas y estudios académicos publicados en España y en otros países, más del 95% de los fondos de inversión no consigue igualar sus índices de referencia.

Hay estudios que muestran que no superan ni siquiera a niños escolares invirtiendo al azar.

¿Porqué entonces invertir en fondos?

Porque existen gestores brillantes en el negocio de las inversiones.

Muy pocos, y no suelen ser gestores estrella. Pero algunos fondos están sistemáticamente entre los más rentables.

Esta es la «estrategia superfondos»: elegir los mejores fondos, que son los que cumplen estas condiciones:;

1- Que tenga un histórico como mínimo de 10 años, pero preferentemente 20 años.

2- Que tenga resultados por encima del mercado en el conjunto de su histórico.

3- Que tenga resultados superiores al mercado en el último año o dos años.

4- Que haya mantenido su ventaja a lo largo del tiempo: para ello deben tener buenos resultados en su rentabilidad de 3 años, 5 años, 7 años, 10 años, 15 años y 20 años.

5- Que tenga relativamente bajas rachas de pérdida. Esto es difícil porque siempre hay períodos malos, pero en todo caso que las rachas de pérdida ocurran con lógica.

6- Que esté entre los mejores de su sector

7- Que tengan bajas comisiones de gestión.

Estos fondos tienden a ser muy rentables.

Anticrash: Hay momentos que lo inteligente es ser conservador

Además de elegir superfondos, es importante usar «un anticrash».

Que consiste en eludir los momentos cuando la bolsa es compleja, y lo más probable es perder dinero.

Porque en las grandes caídas bursátiles con alta volatilidad, con grandes bandazos poco predecibles,  no hay fondo ni gestor que no pierda dinero. Ni los gestores brillantes, ni nadie.

Y a veces se pierde mucho.

Por eso, en esos momentos traspasamos los fondos de renta variable a renta fija, conservadora y prudente.

Aunque en los cambios de régimen bursátil habrá algunas pérdidas hasta que nos pasamos a renta fija, en general tienden a ser pérdidas moderadas: conservamos la mayor parte de capital para aprovechas los fuertes rebotes que siempre llegan tras las crisis.

Eludiendo a Hacienda

Un inconveniente de los fondos es que las compra-ventas son lentas: se puede tardar 1 a 2 días en vender un fondo. Es decir, no se pueden hacer muchas compra ventas con fondos, debemos hacer movimientos lentos.

Pero a cambio, tenemos una gran ventaja: no pagamos impuestos sobre beneficios hasta que llevemos el dinero a nuestro bolsillo, hasta que saquemos efectivo.

Sólo debemos evitar hacer el dinero líquido; es decir nunca vendemos, sino que traspasamos.

Aunque al final pagaremos a Hacienda sobre beneficios, el hecho de poder retrasarlo tiene dos grandes ventajas:

1- Elegimos cuando nos conviene pagar, no cuando Hacienda decide (es decir, cada año)

2- Podemos retrasar muchos años el pago a Hacienda, y eso permite componer resultados. Aunque al final pagues sobre beneficios, vas a pagar mucho menos simplemente por retrasar los impuestos.

Por ejemplo, si inviertes 20.000 euros en fondos, con una rentabilidad promedio del 10% al año.

Con un impuesto del 23% sobre plusvalías, en 10 años pagas casi 9.000 euros, y en 20 años, unos 46.000:

En cambio, si puedes retrasar el pago:

Traspasando fondos, en 10 años te ahorras  2.500 en impuestos.

En 20 años te ahorras 20.000 euros en impuestos.

Resultados

Los resultados son:

 

Los resultados promedian un 14,1% de rentabilidad compuesta anual.

Los resultados hasta 2019 son estadísticas. Pero de 2020 en adelante son resultados reales, obtenidos en el broker Renta4. Se pueden ver los datos de inversiones reales, con detalle mensual, en la página de Superfondos.

Los resultados muestran que aproximadamente uno  de cada 4 / 5 años son en pérdidas, incluyendo (hasta Diciembre) el 2022.

La peor racha de pérdidas está en torno al -22%.

Esto es algo normal; incluso podrían ocurrir rachas de pérdidas largas, de algo más de 1 año.

La tolerancia moderada al riesgo y la orientación al largo plazo es lo que permite a los superfondos batir por mucho al mercado: el Sp500 ha ganado un 5,6% al año desde 2002, con varias rachas de pérdidas peores que el -50%.

Preguntas frecuentes:

1- ¿Cómo se invierte?

La operativa de los superfondos es mensual: a  principios de cada mes invertiremos en 4 fondos de renta variable, o los mantenemos si ya estaban comprados. Se pueden usar sólo 3 fondos si no se dispone de mucho capital.

Si el mercado baja, traspasaremos los superfondos variables a superfondos de renta fija, que actuarán como freno a las grandes rachas de pérdida.

2- ¿Cómo eludimos a Hacienda?

Simplemente no realizando los beneficios. Es decir, no hay que vender, sino siempre traspasar: eso evita los impuestos anuales sobre beneficios, retrasando el pago de impuestos hasta que rescatemos el dinero.

Obviamente, cuando recuperamos el dinero, acabamos pagando a Hacienda. Pero es una decisión personal.

3- ¿Dónde se compran los superfondos?

Todos los superfondos están disponibles desde España, y cotizan en euros.

En la hoja de cálculo se muestra el ISIN de cada fondo y su enlace en Morning Star. Con el dato del ISIN es fácil saber si un fondo está disponible en tu broker habitual.

Normalmente son fondos fáciles de encontrar, pero en todos los casos van a estar disponibles en el broker español Renta4banco.

Renta4 es muy recomendable para fondos: no cobra comisiones por abrir o mantener una cuenta, y es el broker / banco en España con el mayor número de fondos disponibles.

4- ¿Cuantas operaciones se hacen?

Es importante hacer pocas operaciones al operar con fondos, porque las ventas y traspasos pueden tardar entre 2 y 4 días laborables.

La estrategia de superfondos traspasan los fondos entre 1 y 2 veces por año.

Esto es un promedio, en años de bolsa lateral se pueden entrar y salir varias veces en un año. Pero en las épocas alcistas, podemos estar 2 e incluso 3 años manteniendo la cartera de superfondos sin ningún cambio.