En inversiones, “Beta” es la rentabilidad obtenida por el mercado, por el índice general. “Smart Beta“, o beta inteligente, es una filosofía de inversión semi-pasiva, que busca superar al mercado invirtiendo en índices.

La entrada y la salida del índice se gestiona de modo pausado, y con una única fórmula clara y razonable.

En este caso, se invierte en el ETF del índice norteamericano SP500 si las expectativas de beneficio son altas.

Con esta estrategia se consigue batir al índice general, y al mismo tiempo evitar el alto riesgo que conlleva replicar el índice sin más.

Tras suscribirte en el espacio privado EMIL, podrás acceder a la página del fondo smart beta.

Esa página se actualizará los martes de todas las semanas, indicando tres posibles estados:

  1. Invertidos en el ETF del Sp500, el SPY. Si acabas de comenzar, deberás comprar el SPY. Si ya habías comprado, mantenerlo.
  2. Invertidos en renta fija, en el ETF de letras americanas, el IEF. Si estas en el SPY, deberás venderlo y comprar el IEF
  3. En liquidez. Simplemente vender todo y quedarse en liquidez

Un ETF es, por sus siglas en inglés, un “fondo cotizado”. Es un vehículo de inversión que se compra y se vende igual que cualquier acción.

El sentido de los ETFs es replicar un índice general de un pais, de un sector o de incluso subsectores u otros activos.

El ETF “SPY” es el que replica el SP500, de un modo casi idéntico al propio SP500. EL ETF “IEF” es el que replica los bonos del tesoro de EEUU a 7-10 años. Ambos ETFs son de alta liquidez.

En cualquier broker pueden comprarse y venderse  estos ETFs con facilidad.

La rentabilidad obtenida entre el año 2002 y 2016 es del 13,1% promedio anual. Contando con la reinversión de dividendos. Cada dividendo obtenido comprará más acciones del ETF invertido.

La peor racha de pérdidas es del 18,6%, ocurrida una vez en el 2010.

Esta rentabilidad es una aproximación estadística, no una certeza. Puede oscilar dos o tres puntos hacia arriba o hacia bajo, dependiendo del ciclo bursátil.

Pero es un sistema lógico, con un largo histórico, y no sobreoptimizado.

La idea del fondo smart beta es comprar el índice SPY cuando los beneficios esperados de las empresas son altos.

Las expectativas de beneficios son los que, a largo plazo, mueven la cotización bursátil. Si las expectativas suben, el promedio de compañías sube en su cotización. Si las expectativas bajan, la cotización tiende a caer.

En caso de expectativas altas, se compra el SPY. Con expectativas bajas, se compra el índice de renta fija IEF.

La renta fija tiende a subir cuando la bolsa cae fuertemente, por lo que actúa de cobertura.

Desde Septiembre de 2002 hasta Diciembre de 2016, se han hecho 32 compra ventas de ETFs. Eso hace un promedio de unas dos operaciones al año.

En las ocasiones que la bolsa está claramente alcista, se hacen muy pocas operaciones, incluso una cada varios años.

Cuando la bolsa está bajista, es posible que haya más compra ventas del ETF de renta fija. En esos momentos es importante para limitar la volatilidad.

Ve a la página de detalles del sistema para ver todas las operaciones y resultados exactos.

Resumen rápido. El fondo Smart Beta:

  1. Es fácil de seguir por uno mismo, con pocos movimientos.
  2. Está basado en reglas sencillas pero lógicas, que están ganando dinero desde hace muchos años.
  3. Si se aplica en plazos medios o largos, es razonablemente segura. Y a mayor plazo de inversión, mayor seguridad.

El momentum, o momento, es la velocidad que adquiere una acción en tendencia alcista

La cartera momentum es una cartera con las 20 acciones del SP500 que tienen el momento alcista más fuerte. Pero además se priorizan también que sean acciones de baja volatilidad.

Para evitar las fuertes rachas de pérdida, en caso de que el SP500 se vuelva claramente bajista, se vende todo y se mantiene liquidez.

De este modo, esta cartera consigue batir al mercado en el largo plazo.

Al entrar en el espacio privado EMIL, podrás descargarte la cartera momentum actualizada, en formato Excel. Contiene las acciones que la componen y el porcentaje de capital que debe estar invertido en cada acción.

Un lunes de cada 15 días deberás comprar nuevas acciones (estarán en verde) y vender las acciones bajistas (en rojo). El cambio de acciones es por tanto quincenal, (por ejemplo, las semanas pares).

 El lunes alterno (las semanas impares), deberás reequilibrar la cartera: ajustar el % de inversión de cada acción.

Entre el 2000 y el 2016 se ha obtenido una rentabilidad del 12,3%, con una peor racha de pérdidas del 24%

La rentabilidad obtenida está basada en pruebas reales, reinvirtiendo los beneficios obtenidos, y sin contar el pago de impuestos.

Se bate por tanto al mercado, pero existen períodos de baja rentabilidad que pueden llegar hasta 2 años, en caso de regímenes bursátiles muy bajistas

 

Invertir en activos con momento alcista es una de las ineficiencias del mercado que mejor resultado dan.

Hay estudios que abarcan hasta el siglo XVII que demuestran que comprar sistemáticamente los activos que más suben es mucho más rentable que el promedio del mercado.

Mantenerse con los mejores es por tanto muy seguro, siempre con dos condiciones:

  • disciplina en la ejecución del sistema, evitando las decisiones emocionales.
  • orientación al largo plazo.

El número de operaciones depende mucho de la tendencia y la volatilidad del mercado. Por regla general se venden y se compran dos o tres acciones cada quince días.

En las semanas alternas que se requilibran posiciones, se retoca el porcentaje de capital en una a cuatro acciones.

Además, en caso de que el SP500 pierda su media de 200 días, la cartera se va convirtiendo en liquidez. Y se puede estar hasta un año en liquidez.

Por tanto es un sistema tranquilo. La cartera momentum no es de alta rotación.

Resumen rápido. La cartera Momentum:

  1. Es un cartera de 20 acciones del SP500 que rota lentamente.
  2. Se basa en seguir el momentum alcista de las acciones, una técnica eficiente, testeada durante décadas
  3. Usada con disciplina y en un plazo medio o largo, gana más dinero que el mercado con alta probabilidad.

La brújula bursátil no es un sistema de inversión. Es un faro para saber dónde va la bolsa.

Se basa en el análisis pormenorizado de muchos indicadores.

En conjunto, establecen el ciclo bursátil para un horizonte de, como mínimo, dos meses vista.

Según la bolsa se encuentre alcista, lateral o bajista, nuestro estilo de inversión debe variar. Aumentando o disminuyendo el riesgo según el ciclo bursátil, es bastante más sencillo conseguir rentabilidades sostenibles.

Factores estudiados en la brújula:

  • Indicadores macroeconómicos
  • Tipos de interés
  • Materias primas
  • Beneficios de empresas
  • Amplitud de mercado

  • Divergencias de sectores
  • Divergencias chartistas
  • Medias móviles de largo plazo
  • Soportes/resistencias de largo plazo
  • Volatilidad

Suscríbete a EMIL para acceder a los tres tipos de sistemas

El coste es sólo 19 € al mes

Los primeros 10 días son de prueba gratuita.

Y si quieres finalizar la suscripción, es un proceso sencillo.

La inversión en ETFs y acciones del mercado norteamericano se realiza en dólares. Si tu moneda es el euro u otra moneda, los cambios en la cotización respecto al dolar pueden cambiar la rentabilidad final que obtengas. Pincha en el botón para ver cómo gestionar el riesgo de la divisa.
Para suscribirte a EMIL, si no tienes cuenta en Paypal, deberás crearte una.

Al abrir la cuenta tendrás que apuntar tu tarjeta de crédito o débito, pero es un proceso seguro y sencillo.

Paypal es la mayor empresa del mundo para pagos por Internet. Tiene la misma seguridad que un banco, y tus datos no se comparten con Slowinver, ni con nadie.

Y si quieres cancelar tu suscripción con EMIL, simplemente cancelas el pago periódico dentro de tu cuenta Paypal.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD:

Aunque los método de EMIL están muy estudiados y se han analizado con el mayor rigor posible, todas las inversiones en renta variable tienen riesgo, y los resultados pasados no implican resultados futuros.

La inversión con estos métodos es responsabilidad exclusiva del inversor. Sé prudente y diversifica tus inversiones.