El momentum, la ineficiencia de mercado que más éxito obtiene

Invertir metódicamente en lo que más sube: es la ineficiencia de mercado probablemente más rentable que existe en la bolsa, en plazos largos.

Existen muchos estudios que lo demuestran, algunos de los cuales abarcan varios siglos de la economía mundial, y que comprueban una y otra vez que invertir en activos alcistas acaba por superar la rentabilidad del mercado general.

La cartera momentum sigue esta técnica: se trata de comprar las 20 acciones del SP500 que más están subiendo, actualizando la cartera quincenalmente.

Pero hay un problema con la inversión en acciones: en los momentos bajistas, tienen mucha correlación entre sí. En las caídas bursátiles fuertes, todas se van a desplomar.

Por eso, la cartera Momentum incorpora otros controles:

1- Las acciones deben tener subidas estables. Es decir, se van a priorizar las acciones que suben más con  más estabilidad. No es suficiente con que suban mucho.

2- El capital asignado a cada acción no es el 5% teórico, sino un porcentaje superior si la acción es poco volátil e inferior si es muy volátil. Esto hace a la cartera menos dependiente de acciones con movimientos demasiado bruscos. Además, esta asignación de capital puede cambiar quincenalmente, para mantener adaptada la cartera al riesgo de cada acción.

3- Las acciones se venden si pierden su media de 100 días. Este filtro ayuda a evitar las acciones que se desploman, por cualquier razón, de un modo inesperado.

4- La cartera se bloquea en caso de que el mercado sea fuertemente bajista. Esto evita el problema de invertir en tendencias: Si se pierde, simplemente nos quedaremos en liquidez.

Para conseguirlo, vamos a realizar un seguimiento semanal de la cartera, normalmente los Lunes, con dos tareas que se alternan cada semana:

  1. Una semana compramos y vendemos ciertas acciones de la cartera.
  2. A la semana siguiente, cambiamos el % de inversión de las acciones que hayan modificado su porcentaje.

El punto 2 es el reajuste quincenal: si una valor cambia mucho su peso en la cartera, vendemos o compramos algunas acciones de ese valor para ajustarlo a la hoja de cálculo.

Y ya está. Con un trabajo semanal, o a veces menor, tenemos una cartera que se autoadapta a las condiciones del mercado. Una cartera momentum robusta, que sigue las tendencias y evita las grandes caídas.

Resultados históricos de la cartera Momentum

Los resultados obtenidos entre el año 99 y el 2014, incluyendo dividendos, son:

  historico-beneficios-momentum_

 

 Se bate al mercado con la mitad de volatilidad.

Sin embargo, no todos los años se gana dinero. Esta es la relación año por año desde 1999:

historico-beneficios-anuales-momentum

Existen años en los que se pierde algo.

En ningún caso se pierde mucho. Cuando el índice Sp500 baja de la media de 200 días, la cartera se desliza hacia la liquidez, lo que evita las fuertes pérdidas que golpean en las crisis.

Es decir, la cartera va a ganar en los momentos alcistas. Pero además conservará la mayoría de beneficios cuando el régimen bursátil pasa a bajista.

Por tanto, esta cartera se orienta a plazos largos. En momentos fuertemente bajistas, es posible, aunque improbable, que debamos esperar hasta 2 años. Siempre evitando las grandes pérdidas gracias a las posiciones de liquidez.

Un inversor metódico que use técnicas de momentum de modo constante tiene mucha ventaja sobre el resto de inversores, que no suelen tener control sobre sus emociones en los momentos difíciles del mercado.

Muchos investigadores afirman que la ventaja del momentum es precisamente el modo disciplinado y lógico de invertir, que evita los grandes errores que comete el inversor medio.

Ejemplo de operativa con la cartera momentum

Cada semana se actualiza la cartera en curso, publicándose una hoja de cálculo con la lista ordenada de las 100 acciones del SP500 con mayor momento alcista. Y al lado de cada acción, el porcentaje que hay que invertir en cada acción.

Este es un ejemplo:

cartera-momento-grafico_

La operativa, por tanto, consiste en:

1- Cada Lunes la cartera se actualizará. En caso de que el mercado no esté volátil, es posible que algunas semanas no sea necesaria hacer ningún cambio.

2- La lista publicada será de unas 100 acciones, en orden de pendiente ajustada. En una solapa aparecerán la nueva cartera y en otras dos solapas las carteras anteriores para poder comparar.

3- Se invertirá en cada acción el % de capital de la columna «ponderación en %», de modo que se prioricen las acciones más estables. Este porcentaje va variando con el tiempo, según suben o bajan las acciones. Por eso, quincenalmente (un martes sí, otro no) se ajustarán los porcentajes de la cartera en curso con los porcentajes que aparezcan en la hoja actualizada, despreciando las diferencias inferiores al 0,8%, por tener poca influencia.

4- El capital invertido en este ejemplo es de 20.000 $. El capital se va invirtiendo en orden de la cartera (que es la pendiente ajustada), hasta que ya no queda capital por invertir. En total la cartera tendrá aproximadamente 20 acciones.

5- Las acciones que desaparecen de la lista o caen por debajo de la posición 100, se venderán. En su lugar se comprarán, con la liquidez remanente, las acciones de la lista que aún no se hayan comprado, en orden. La hoja de cálculo tendrá en verde las acciones nuevas de la cartera y en rojo las que hayan caído de la lista, aunque conviene confirmarlas con los datos reales. Las compras y ventas de acciones se realizan quincenalmente (un Lunes si, otro no), de modo alterno con el reequilibrio de porcentajes.

6- Si en alguna semana ocurriera algún evento extraordinario que haga aconsejable adelantar la compra venta de acciones, se indicará en la web.

7- Si el SP500 pierde su media 200, la cartera ya no aumentará, y sólo podrá ir disminuyendo. Esto se indicará en la web. En crisis bursátiles importantes, esto provocará que nos quedemos al 100% en liquidez.

El modo de operar es por tanto sencillo, y una vez que se ha adquirido toda la cartera, no hay que hacer cambios con frecuencia.

Para ayudar a calcular el número de acciones a comprar, está ya calculado en la columna más a la derecha: para un capital hipotético de 20.000 $. En caso de usar un capital distinto, se puede usar la hoja de cálculo de la cartera, que tiene una columna extra para calcular fácilmente acciones para un capital distinto:

excel-cartera-momento2

Visualiza o descarga el ejemplo de esta hoja de cálculo en este enlace. Cambiando la celda donde aparece 30.000 de capital, por la cifra que se quiera invertir, se actualiza la columna de número de acciones necesarias para cada compra.

 

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD:
Aunque los métodos de EMIL están muy estudiados y se han analizado con el mayor rigor posible, todas las inversiones en renta variable tienen riesgo, y los resultados pasados no implican resultados futuros.
La inversión con estos métodos es responsabilidad exclusiva del inversor. Sé prudente y diversifica tus inversiones.